Cómo quitar manchas de fluidos corporales después de una muerte en domicilio

Hacer una limpieza en una casa en la que ha muerto alguien recientemente nunca es plato de buen gusto. Especialmente si ha pasado de forma traumática y hay restos que evidencian lo que ha ocurrido. Por eso mismo la mejor opción siempre es contratar una empresa como LEU servicios para que hagan el trabajo. Sin embargo, si quieres hacerlo tu mismo te damos algunos trucos para quitar manchas de fluidos corporales en estas situaciones.

Elimina las manchas de sangre de tejidos

Uno de los elementos que más se ven afectados cuando ocurre una defunción son los textiles del hogar como la ropa de cama, colchas o toallas. Sin embargo, antes de tirarlas puedes limpiarlas siguiendo estos consejos para que no quede rastro de lo que ha ocurrido. Así como para eliminar cualquier resto de sangre.

  • Con peróxido de hidrógeno. El agua oxigenada es un limpiador muy efectivo contra las manchas de sangre. Simplemente tienes que empapar la mancha y dejar que actúe unos minutos para lavar después el tejido como lo harías de manera normal con agua fría y jabón.
  • Con oxígeno activo. Este tipo de mancha desaparece aplicando oxígeno activo, hasta tal punto que se sabe que no quedan restos detectables en los tejidos. Simplemente debes lavar la prenda o textil siguiendo las instrucciones del fabricante del producto.

Manchas de sangre de los tejidos

Remueve la sangre de alfombras

Las moquetas o alfombras son muchas veces testigos de muertes traumáticas haciendo que se queden marcadas. Pero por suerte es posible quitar los rastros de todo tipo de fluidos corporales, especialmente si hacemos la limpieza cuando las manchas aún están presentes.

  • Con bicarbonato. Espolvorea bicarbonato de sodio, una cucharada de agua y una de sal para formar una pasta con la que frotar la zona. Deja que actúe durante unos cinco o diez minutos y luego retira cualquier resto de la pasta.
  • Con productos quitamanchas específicos. Si ha pasado mucho tiempo es posible que sea más complicado dejar la alfombra como nueva. Es esos casos puedes comprar un producto de limpieza especial para manchas de sangre y aplicarlo siguiendo las instrucciones.

Quita la sangre de los muebles

Al hacer limpiezas traumáticas en Madrid solemos encontrarnos con muebles de madera que se han visto marcados por restos de sangre o de cualquier otro fluido corporal. Suele ser un problema especialmente en mobiliario sin barnizar o en maderas muy porosas. Pero todo tiene solución.

Recuerda eso sí, utilizar siempre agua fría, ya que en el caso de usar agua caliente podemos empeorar la mancha y no lograr que salga. En un barreño añade agua con jabón neutro y usa esta mezcla para limpiar el mueble. Simplemente pasa el paño húmedo hasta conseguir que desaparezca la mancha todo lo posible.

Acaba con los restos de sangre de los colchones

Los colchones son bastante complicados de limpiar sin maquinaria específica debido a su tamaño. Sin embargo es posible quitar las manchas de sangre usando dos ingredientes muy básicos: agua con sal. Para hacerlo debes crear una pasta de sal añadiendo un poco de agua fría y ponerla sobre la mancha para que poco a poco se ablande. De este modo la sal absorberá la sangre acabando con la mancha. Si aún así quedan restos puedes pasar un trapo humedecido con agua y jabón.

Restos de fluidos en un colchón

Haz que los restos de fluidos desaparezcan de los suelos

Los suelos no suelen causar muchos problemas a la hora de retirar fluidos corporales excepto en los materiales porosos como la madera o el mármol. Por lo que lo más habitual suele ser usar fregar el pavimento con agua y limpiador para suelos. En caso de que la mancha persista, entonces podemos hacer uso de otras soluciones. Como puede ser usar agua oxigenada o sal.

Limpia las manchas de orina

Además de sangre la otra mancha más común en situaciones de muertes en domicilio es la de orina. Puede parecer fácil de quitar pero no lo es tanto si ha pasado tiempo. Para acabar con restos de orina seca en cualquier tipo de superficie para siempre sigue estos pasos:

  1. Humedece la zona con una esponja.
  2. Echa agua con gas sobre la mancha.
  3. Con un papel absorbente retira el exceso de humedad.
  4. Usa un spray de producto limpiador de tapicerías y pulveriza la superficie.
  5. Después con una esponja húmeda frota la mancha de dentro hacia afuera.
  6. Para acabar aclara con una esponja limpia y seca con papel de cocina.

Limpiezas especiales

Expertos en

Últimos artículos

Call Now ButtonContacte por teléfono
Finalidad de los datos

Responsable: LEU Servicios Integrales S.L
Finalidad: Información comercial de nuestros productos y servicios.
Legitimación: Su propio consentimiento.
Destinatario: No cederemos sus datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos.
Información adicional: Más información en Política de Privacidad.

¿Necesita información?
Estamos aquí para ayudarle